Saltar al contenido

Bebes y escaleras, ¿Cómo controlarlo?

No es que empiecen a gatear y luego a caminar que el mundo se les abre de par en par, y aquí están, las escaleras. No hay juguete ni distracción que les desvíe de su misión, ser los reyes de los escalones, subir sin medir el peligro, al menor descuido ya habrán alcanzado el escalón cinco o habrán logrado llegar hasta arriba.

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué esa fascinación por subir o bajar escaleras? ¿Por qué ellos ven diversión donde nosotros vemos peligro?

¿Cuándo empiezan a subir escaleras?

puertas de seguridad para escaleras

Inmediatamente empiezan a gatear quieren subir las escaleras por si solos, pero esta actividad se intensifica justo cuando ya pueden dar sus primeros pasos o consiguen incorporarse del suelo con el apoyo de barandas y muebles.

A medida que crecen y son capaces de correr, entonces querrán subir y bajar corriendo estos peligrosos escalones. Es una actividad normal del desarrollo de un niño, ya que el descubrimiento de sus músculos, la capacidad ahora nueva para ellos de coordinar mano y ojo y realizar actividades que le impliquen un esfuerzo físico son impulsos propios del desarrollo.

Una vez el niño empieza a tener noción de la profundidad, de como los objetos se hacen más pequeños a medida que se alejan, de la autonomía que significa poner un paso detrás de otro para llegar a ciertos lugares.

Ciertamente es una actividad peligrosa para ellos, sus cuerpos aún son muy delicados, su nivel de coordinación cuando son bebes es muy básica, además que no tienen los reflejos para sostenerse en caso de caída o resbalar.

Por ello, es importante seguir ciertos consejos que darán ese alivio que necesitas ante tan traumática época, la época de las escaleras.


¿Cómo evitarlo?

Nuestro primer consejo, el más rápido es: las barreras de seguridad. Como verás en el nombre de esta web barrerasdeseguridad.top, queremos ser precursores del uso de estos productos en el hogar.

Es un dispositivo que se puede colocar tanto en el nivel inferior como en el último nivel de las escaleras. Una barrera que no les permitirá escalara y pasar al otro lado, ya que no encontrarán punto de apoyo en sus piernas, además tiene un mecanismo de seguridad que permite pasar a través de ella, a modo de puerta, para una vez instalada, dejarla trabajando constantemente.

Existen dos tipos de barreras para escaleras:

  • Las de presión: Estas usan 4 soportes laterales que giran para presionarse con la pared, sin la necesidad de hacer agujeros en la pared, perfectos para la parte inferior de la escalera.
  • Atornillables: Son vallas que llevan soportes fijados a la pared con tornillo, más firmes, con la salvedad que una vez instalada, es más difícil cambiarla de lugar, por los agujeros en la pared. Más recomendadas para la parte superior de la escalera, ya que no existe riesgo de desprendimiento.

Siempre ten presente que estas barreras vienen con una puerta, la cual, puede quedar abierta, por lo que cada vez que abras y cierres la barrera de seguridad asegúrate de haber cerrado correctamente.

Así, muy rápidamente, podrás instalar uno de estos dispositivos y olvidar la preocupación de tus hijos en las escaleras mientras te bañas o lees parte de tu libro favorito.


¿Como enseñar a un niño a subir y bajar las escaleras?

Bloquearles el camino es parte del proceso, es una forma de limitar el tiempo y el momento para aprender. Es importante que tus hijos desarrollen sus músculos y empiecen a desarrollar habilidades en tareas tan cotidianas como subir o bajar las escaleras.

Por ello, para llevar a cabo el proceso de subir y bajar escaleras deberás:

valla seguridad niños
  • Anímalo: Con tu supervisión, colócalo en los primeros escalones para que se anime a subirlos, nunca sin supervisión y siempre que tengas un tiempo libre, es una gran forma de ejercicio y entretenimiento.
  • Camino libre: Asegúrate que en los escalones no haya maceteros, juguetes u objetos que distraigan o hagan tropezar al pequeño niño.
  • Edúcalo: Cuando hayan crecido y entiendan el lenguaje y tus advertencias, enséñale de los peligros que implica subir o bajar las escaleras cuando estas están mojadas o hacer corriendo, especialmente si tienen las manos ocupadas que les impida reaccionar ante un resbalón o tropiezo.

La barandilla, no la pared

Cuando los bebes empiezan a explorar su mundo, su hogar, a alcanzar rincones que antes no podían, desarrollan ciertos vicios en su conducta, en la escalera es apoyarse de la superficie lisa de la pared y no de la escalera.

barrera escalera carrefour

¿Por qué? Como son muy pequeños, no alcanzan a apoyarse en la barandilla de la escalera, especialmente si esta no tiene barrotes diagonales o de nivel intermedio, es por ello que deciden apoyarse de la pared, especialmente peligroso si la escalera es en forma de U o de L, ya que implica subir por la parte más delgada de los escalones, casi como el Everest en casa.

Es por ello, a medida que crecen y llegan a cierta altura en la que ya alcanzan la barandilla de la escalera, es importante enseñarles a usarla para apoyarse al subir y bajar escalones, y no la pared.

Además que terminan manchando la pintura de la pared de la escalera, no es un soporte seguro ante una caída o un escalón con la superficie húmeda y lisa.

Por eso, evita que sigan con el impulso de apoyarse en la pared cuando ya sean capaces de usar la barandilla, recuerda que llevan meses en esta practica y tardarán un poco en abandonar esta forma de subir, pero con tiempo, paciencia y recordándoles en cada momento que usen los escalones, entenderán que hay una forma correcta e incorrecta de subir o bajar.